El Instituto Gastronómico ASPIC nos habla a cerca de la historia del Pan de Muerto.

El Día de muertos es una de las festividades más importantes y emblemáticas de México, internacionalmente es una muestra de la riqueza cultural del país que hace de la muerte una celebración y recuerda a los difuntos a través de la ofrenda y los rituales y ceremonias que se llevan a cabo a lo largo y ancho de todo el país.

En la ofrenda, uno de los protagonistas sin lugar a duda es el pan de muerto, que tiene su origen en la época de la conquista como medio para reemplazar los sacrificios humanos. Durante el festival de las ánimas se sacrificaba a una doncella y su corazón era depositado en una olla con amaranto, la persona que encabezaba el ritual mordía el órgano como señal de agradecimiento a los dioses. Los españoles claramente rechazaron el sacrificio y en su lugar elaboraron un pan de trigo en forma de corazón cubierto de azúcar roja que representara la sangre de la doncella.

Las cuatro canillas que lleva el pan van orientadas a los cuatro puntos cardinales y cada una está dedicada a un dios diferente: Tezcatlipoca, Tláloc, Quetzalcóatl y Xipetotec. Su peculiar forma circular representa el ciclo de la vida y la muerte y la bolita superior simboliza el cráneo.

Receta Pan de Muerto Tradicional

INGREDIENTES:
500 gr de harina
150 gr azúcar*
150 gr de mantequilla
40 gr de levadura en polvo
3 pz de huevos
10 gr de sal
10 gr de azahar
Almíbar:
150 gr de azúcar*
200 ml de agua
10 gr de azahar

PROCEDIMIENTO:
Mezclar 100 gr de harina con los 40 gr de levadura y 80 ml. de agua para hacer una masa madre, dejar fermentar por 2 horas.
En una batidora mezclar azúcar, sal, la esencia de azahar, 3 huevos, batir hasta que esté bien mezclado, después agregamos la harina, la masa madre y la mantequilla, batimos hasta que la masa tenga elasticidad y dejamos reposar por 15 minutos. Formamos el pan primero haciendo una bola, luego la aplanamos y decoramos con canillas en cuatro y en una bolita arriba, dejamos reposar hasta que doble su tamaño, horneamos a 180°C por 10 a 15 minutos, dejamos enfriar un poco y con una brocha barnizamos con el almíbar y decoramos con azúcar. *Puede sustituir el azúcar de la preparación por una cucharadita de stevia en polvo y para decorar usar ajonjolí.

También Visita: Guía de Restaurantes en México DF. & Revista Gastronómica de México.

Tus comentarios son importantes.

Hacer Comentario

Gracias por Compartir.

Ayúdanos a compartir las cosas deliciosas de la vida.

Mil gracias por compartir

Te invitamos a darle like a nuestra Fan Page.