Por: Hugo Manuel Pineda Saavedra

¿COCINANDO CON… MATEMÁTICAS?

En la cocina, (sí, en la cocina) como en cualquier otra actividad humana, el empleo de conocimientos y técnicas adecuadas motiva a que dicha actividad obtenga mejores resultados. Conocer y manejar correctamente las matemáticas es fundamental en todos los ámbitos de la sociedad, cada día más compleja y tecnificada.

Si pones atención, te darás cuenta que las matemáticas están presentes en todo lo que realizas cuando preparas un platillo, postre o cualquier otro alimento, ya que de manera inmediata surgen, por ejemplo, las preguntas:” ¿Cuántas porciones necesito?”, “¿Qué cantidad de cada ingrediente es necesaria?”, “Cuánto tiempo lo dejo en el horno?”, como consecuencia “¿A qué temperatura?” y muchas otras como el caso de unidades de medición, los instrumentos a emplear e incluso, el contenido calórico o nutrimental.

Las recetas de cocina son verdaderas fórmulas que deben ser escritas en un lenguaje preciso para poder ser replicadas una y otra vez, procurando que sean fáciles de leer y entender empleando correctamente todos los pequeños (pero no por ello no importantes) tecnicismos como son las nomenclaturas empleadas universalmente en la representación de unidades de medición, y cantidades numéricas empleadas de manera que la receta pueda ser correctamente desarrollada.

Las personas que llevan a cabo exitosamente la operación de servicios de alimentación, comprenden lo necesario que son las matemáticas básicas para calcular adecuadamente los diversos requerimientos desde la propia elaboración de los productos hasta los costos de una comida por consumidor por ejemplo, y así poner precio a un menú.

La complejidad de las matemáticas empleadas en la gastronomía es muy moderada y no se trata de algo imposible de comprender. Es muy importante integrar estos conocimientos a nuestras actividades ya que mientras más capacitación posea una persona dedicada a las artes culinarias, mayor será su efectividad y desarrollo.

¿Para qué emplear las matemáticas en la gastronomía?

Al utilizar las matemáticas haces una mejor cuantificación y puedes optimizar recursos tales como: material y tiempo, en primer lugar, escalar recetas, es decir, transformar de manera correcta las cantidades, porciones y dimensiones de un determinado platillo o alimento, calcular los costos para una carta, un menú o un banquete entre muchas otras aplicaciones más.

Muchas personas siguen fijando sus precios de acuerdo a lo que consideran que  “está bien” o es “aceptable”, fórmula que podría haber funcionado de alguna manera en otros tiempos cuando las proporciones y porcentajes del mercado y del consumo eran menos variables, pero hoy en día necesitas ser mucho más preciso y profesional en el momento de calcular, por ejemplo, costos y precios así como el aprovechamiento en general de los recursos. Los consumidores mismos se han vuelto mucho más exigentes y el mercado más saturado y competitivo de manera que el saber calcular puede ser la diferencia entre el crecimiento y desarrollo o la extinción de tu negocio.

Fortalecer tus capacidades de razonamiento y cuantificación desarrollando las habilidades numéricas te abrirá nuevas áreas de oportunidad siendo mucho más práctico, efectivo, veloz, y creativo.

¿Qué clase de matemáticas puedo emplear?

Algunos de los conceptos básicos matemáticos utilizables en la gastronomía son: razones, proporciones, fracciones, porcentajes, reglas de tres (simple, inversa y compuesta) además de sistemas de medición y conversiones entre estos. A través del empleo de estos conceptos simples es posible controlar apropiadamente todo el proceso de producción y con esto incrementar los ingresos para los profesionales del área gastronómica.

En posteriores ocasiones hablaré de cada uno de estos conceptos, su naturaleza y su utilización en la resolución de situaciones culinarias.

Esta es sólo una reflexión sobre la importancia que tiene el desarrollo de las habilidades matemáticas que tal vez pensabas que no eran parte de tu quehacer profesional pero como he expuesto aquí, sobran razones para retornar a ellas y emplearlas para lograr resultados mucho más atractivos.

Así que a partir de ahora, considera la oportunidad de contar con un arma secreta (ni tanto) y mejor aliada (eso sí) para la consecución de tus objetivos y en la diaria toma de decisiones: las matemáticas.

En conclusión, no hay que temer a las matemáticas, hay que hacerlas parte de tu conocimiento y aplicación diaria, porque te ayudarán a abrirte paso al éxito en tu camino profesional.

Tus comentarios son importantes.

Hacer Comentario

Te invitamos a conocer Unmute Mx

Una plataforma dedicada a las Artes Visuales y la Música Electrónica en México

Gracias por Compartir.

Ayúdanos a compartir las cosas deliciosas de la vida.

Mil gracias por compartir

Te invitamos a darle like a nuestra Fan Page.