ASPIC Instituto Gastronómico nos comparte una deliciosa receta para preparar calabaza en tacha con la finalidad de preservar esta tradición única en el mundo.

En esta temporada de noviembre, no podemos pasar por alto la tradicional  calabaza en tacha; la calabaza es un fruto rico en carotenos, antioxidantes, licopeno, vitamina C y alto en fibra. Además, con bajos niveles de sodio y muy poca grasa es una excelente opción para las personas que padecen hipertensión, afecciones coronarias o retención de líquidos, al ser 90% agua su acción diurética favorece la eliminación de líquidos en el organismo. Idónea para hacer diferentes preparaciones como sopas, ensaladas, guarniciones en platos fuertes y por supuesto postres.

Existen diferentes tipos de calabazas pero podemos identificarlas en dos categorías: de verano (pequeña y con cáscara suave) y de invierno (grande y con cáscara dura), en esta última es donde encontramos a la calabaza de castilla tradicionalmente utilizada para prepararla en dulce.

La calabaza en tacha, o calabaza en dulce como también se le conoce, es uno de los postres emblemáticos para estas fechas y pieza importante dentro de la ofrenda. Su nombre tiene origen en los ingenios azucareros, ya que para su proceso de elaboración se empleaba una de las calderas denominada tacha,  al concentrar los jugos de la calabaza con el piloncillo y la canela el resultado es exquisito.

Actualmente puede prepararse en cualquier recipiente que la contenga en su totalidad, el modo de preparación puede variar de acuerdo a la región y los ingredientes que se tengan, ya que en algunas regiones se añaden a la receta frutas como guayaba y naranja.

INGREDIENTES:
400 gr de calabaza
180 gr de azúcar
50 gr de canela en rama
200 gr de piloncillo
30 gr de anís estrella
300 ml de agua

PROCEDIMIENTO:
Preparar un almíbar poniendo en una olla el agua, el azúcar, el piloncillo, la canela y el anís. Dejar cocer hasta que tenga la consistencia de la miel. Cortar la calabaza en cuadros, colocarlos en una charola ligeramente honda, bañar los trozos de calabazas con el almíbar, hornear a 180°C durante dos horas bañando constantemente con el almíbar dejar en el horno hasta que la calabaza se vea caramelizada.

También Visita: Guía de Restaurantes en México DF. & Revista Gastronómica de México.

Tus comentarios son importantes.

Hacer Comentario

Gracias por Compartir.

Ayúdanos a compartir las cosas deliciosas de la vida.

Mil gracias por compartir

Te invitamos a darle like a nuestra Fan Page.